El abrazo lunar

El día de hoy hablaremos de un tema interesante que ha sido mencionado en el libro de Antes de la Tormenta, un evento astronómico que a más de alguno llamó la atención y que otros han tratado de descifrar. Pero para ello, es necesario hablar un poco de las dos lunas de Azeroth y posteriormente hablaremos para referenciar este gran evento tanto en el juego y en otros libros. El tema inicia en una conversación donde vuelven a mencionar este evento relacionado con las lunas de Azeroth.

Las dos lunas salieron esta noche. Sapphronetta Flivvers, las observaba después de un largo día de viaje y estableciendo el campamento, le dijo a su compañera: “Sabes, son realmente muy hermosas”.
La Sentinela elfa de la noche, Cordressa Briarbow, dijo: “¿Sabes sus nombres?” El calor entró en la cara redonda de la gnomo. “Um … una de ellas es la Azul … ah … algo.” De una risa suave de la elfa de la noche, Saffy se sonrojó aún más profundamente. Su ex marido siempre le había dicho lo linda que era cuando se sonrojaba, lo que Saffy detestaba y la hacía sonrojarse – ¡Sin sonrojarse! – con rabia cada vez que lo decía. Lo que, por supuesto, lo hizo más feliz.
“Lo siento”, dijo ella. “He pasado casi toda mi vida bajo tierra o en un laboratorio, ya ves. Me temo que no salgo mucho afuera”.
“Estás bien versada en tantas cosas que nunca podría entender, Sapphronetta”, dijo Cordressa con suavidad. “Nadie puede saberlo todo”.
“Traté de decirle eso a mi ex marido”.
De nuevo la risa suave. “Las lunas se llaman la Niña Azul y la Dama Blanca, la madre de la Niña. La Dama Blanca tiene diferentes nombres. Mi gente la llama Elune. Los tauren la llaman Mu’sha. Una vez cada 430 años, ocurre algo verdaderamente maravilloso. Las lunas se alinean entre sí, y durante unos preciosos y gloriosos momentos parece que la Señora está sosteniendo a su Hija. “Nuestro mundo está bañado en un resplandor azul-blanco, y el tiempo parece detenerse si lo miras con el corazón abierto”.
Mirando a los hermosos orbes, Saffy dejó escapar un suave suspiro de asombro. “¿Cuándo fue la última vez que sucedió?”, cuestionó, preguntándose si había aprendido esta interesante información a tiempo para presenciar el evento.
Hace cinco años.”
La cara de Saffy cayó. “Oh”, dijo ella. “Supongo que probablemente no estaré para verlo”.
La elfa de larga vida, que probablemente estaría alrededor para verlo, no respondió. “Pero ahora puedes verlos a ambos en el hermoso y claro cielo del desierto”.

Como todos sabemos, el planeta Azeroth tiene dos lunas. Varias culturas pueden referirse y señalarlas estos astros como símbolo de poder o divinidad para algunas razas como los elfos de la noche y los tauren. Por eso es que muchas pueden nombrarlas de diferentes formas a estos astros, pero el papel que juegan ambos es bien conocido por todos y tienen la misma similitud, el rol de madre e hijo.

La luna más grande, brillante y plateada es conocida como la “Dama Blanca” o “Madre”. Generalmente esta luna es asociada por los elfos de la noche como Elune, mientras que los tauren se refieren a ella como Mu’sha. Mientras tanto la luna más pequeña de color azulado es conocida como Blue Child que seria como Niña Azul o la Niña (para efectos de traducción nos referiremos en femenino).

En World of Warcraft hemos sido testigos de diferentes eventos relacionados con las lunas y varios de ellos recientemente están involucrados con los dragones y los elfos de la noche. También sabemos que como cualquier cuerpo celeste que orbita otro cuerpo y se sitúa entre una estrella producirá un eclipse.

Tenemos otras referencias que de dichos eclipses se obtiene gran poder y que en mencionado acontecimiento sucede o transciende algo poderoso y magnifico. Los druidas e incluso algunos sacerdotes obtienen el poder después de haber conseguido replicar dicho avistamiento.

En diferentes obras literarias como en Antes de la Tormenta y especificamente en Thrall: el Crepúsculo de los Aspectos menciona que dicho evento sucede cada 430 años el cual es denominado como Abrazo lunar o El Abrazo. Este fenómeno consiste en que las dos se encontrarán perfectamente alineadas y cuando sucede, da la sensación de que la luna blanca, la Madre, abraza a la luna azul, la Niña.

Aunque muchos de los lectores tuvieron en mente rápidamente de lo que fuimos testigos en el desenlace triste y trágico de Val’sharah con la muerte y trascendencia de Y’sera En el Templo de Elune con la presumible manifestación de Elune en la Luna y cielo de Azeroth.

La verdad se sitúa en los eventos que sucedieron hace 5 años durante el Cataclismo específicamente en la historia de Thrall: El Crepúsculo de los Aspectos. Allí es donde narra las adversidades que tuvo enfrentar Thrall para ayudar a cada uno de los vuelos y sus respectivos líderes Dragones Aspectos que sufrieron durante los acontecimientos de Wrath of the Lich King, El preludio del Cataclismo ya que se encontraban divididos y separados que nunca en más de 10,000 años. Lo que hace especial este libro y lo que se narra en el es porque surgieron bajo el fenómeno del Abrazo Lunar, la cual fue la ascensión de Kalecgos como Aspecto del Vuelo Azul.

Durante el viaje de Thrall, se dirigió al Nexo donde recibió una fría acogida por parte del Vuelo Azul que se encontraba en proceso de elegir a un nuevo aspecto. Desde la muerte del Aspecto de Dragón Malygos, el vuelo azul ha tenido problemas para designar a un nuevo líder. Ahora sus miembros están divididos entre los dos posibles sucesores: Kalecgos (quien busca reconciliarse con otras razas), y Arygos (un vástago de Malygos que cree que su raza debe retirarse del mundo y forjar un nuevo camino). Para terminar los constantes debates y argumentos, el vuelo se ha comprometido a reunirse durante el Abrazo con la esperanza de que se seleccione a un nuevo Aspecto.

Fue allí donde Kalecgos fue elegido como el nuevo aspecto del Vuelo Azul provocando la ira de Arygos que tachó al vuelo de incrédulos y abandonó Gelidar. Durante la ceremonia de celebración del nuevo líder, el Vuelo Crepuscular irrumpió atacando a los miembros del Vuelo Azul, incluso esto lo pudimos presenciar en el juego durante esa expansión.

—Háblame más de ese fenómeno celestial —le pidió Thrall.
—Como todo el mundo sabe, Azeroth tiene dos lunas —le explicó Kalec—.
Diversas culturas les han dado distintos nombres, pero normalmente suelen ser nombres de madre e hija, ya que la luna blanca es bastante más grande que la azul.
Thrall asintió.
—Mi pueblo las llama la Dama Blanca y la Niña Azul —afirmó el orco.
—Exactamente. Este fenómeno consiste en que las dos se encontrarán perfectamente alineadas. A menudo, se ha denominado a este evento el Abrazo ya que, cuando sucede, da la sensación de que la luna blanca, la Madre, abraza a la luna azul, la Niña. Es un acontecimiento que sucede muy rara vez; una vez cada cuatrocientos treinta años aproximadamente. Yo nunca lo he visto. Y, en esta ocasión, me encantaría poder centrarme en apreciar ese fenómeno, pero no creo que ¡pueda porque, cuando se dé, va a haber mucho en juego.
—¿Estás de acuerdo con aquéllos que opinan que ésta es la forma de hacer las cosas? —inquirió Thrall—. ¿Con aquéllos que creen que este fenómeno va a permitir invocar el poder de un Aspecto?
—Según cuenta la leyenda, estas lunas se encontraban en conjunción cuando los titanes crearon a los primeros Aspectos —respondió Kalecgos—. En cualquier caso, no creo que vaya a haber un momento mejor para que nuestro vuelo designe como Aspecto a un dragón normal.
—¿De verdad crees que va a suceder algo realmente destacable?
Kalec profirió un suspiro y se pasó la mano por el pelo.
—Hay tantas cosas que no sabemos. Sea como fuere, tendremos un Aspecto, Thrall, y si para ello se requiere que lo designemos por votación así será.
Thrall asintió.
—Es como si todo esto fuera… el final de una gran pieza musical —dijo el orco, mientras intentaba hallar las palabras correctas para expresar su idea—. Un Aspecto es un ser tan poderoso… y ustedes, los dragones azules, son los guardianes de la magia, los centinelas de todo lo deslumbrante e imaginativo. Y, si no queda más remedio que solucionar este dilema votando…
Thrall no acabó de expresar sus pensamientos. Tampoco tenía por qué hacerlo.
Kalec replicó con suma calma.
—He de confesar que no ambiciono el liderazgo, Thrall, pero también he de señalar que, si Arygos se convierte en el Aspecto azul, temo por mi vuelo y por este mundo.
Thrall sonrió.
—No todos los que llegan a ser líderes ambicionan el poder que conlleva ese puesto —afirmó—. Yo no quería ese poder. Pero sí ansiaba ayudar a mi pueblo, sí quería liberarlo, sí quería darle un hogar, sí quería protegerlos para que nuestra cultura y civilización floreciesen.
Kalec lo miró inquisitivamente.

Thrall: El Crepusculo de los Aspectos – Capitulo Catorce / Traducido por “Traduciendo a Blizzard”.

Algo curioso que mencionan también en el libro es que este tipo de fenómenos se han estado presentando a lo largo de la historia de Azeroth que incluso está relacionado cuando los Aspectos recibieron la bendición de los Titanes. El problema es que ni en Crónicas Vol. 1 ni el Alba de los aspectos mencionan este acto durante este fenómeno al respecto. Sin embargo Christie Golden es autora tanto de Thrall: ECDLA y de Antes de la Tormenta y utiliza elementos escritos con anterioridad en todas su obras. A continuación un fragmento de lo sucedido:


No obstante, desde el principio, habían descartado una posibilidad aterradora que un joven azul había planteado con suma preocupación: “¿Y si no puede haber un nuevo Aspecto? Fueron los titanes quienes decidieron que Malygos fuera el Aspecto de la Magia de este mundo, ¿Y si resulta que sólo ellos pueden crear uno nuevo? ¿Y si los demás vuelos nos han condenado a vivir para siempre sin un Aspecto?

Ante esa cuestión, los dragones ancianos se habían limitado a hacer un gesto de negación con sus cabezas, expresando así su indiferencia. “Todos sabemos que los titanes eran muy poderosos y muy sabios”, había contestado uno de ellos. “Por tanto, debemos dar por sentado que tenían previsto que pudiera llegar este día. Nuestros eruditos están seguros de que, si investigan suficiente, serán capaces de descubrir qué debemos hacer.”

Kalecgos apoyaba esa hipótesis; creía en la sabiduría de los titanes, quienes habían elegido a todos los Aspectos hacía mucho, mucho tiempo. Otros azules, sin embargo, creían más en la superioridad y capacidad del vuelo azul que en los titanes.

Era imposible que no dieran con una solución. Por falta de teorías no iba a ser, ciertamente.

Según la leyenda, cuando los Aspectos fueron creados, las lunas se encontraban en una extraña conjunción. El mismo alineamiento, que no se había vuelto a producir desde hacía siglos, estaba a punto de darse de nuevo en sólo unos días. Según una teoría muy popular, un tanto histriónica, ese fenómeno celestial era muy importante para poder lograr el fin que buscaban. Algunos opinaban que era “crucial para que operase correctamente la magia necesaria para facilitar la mutación de un dragón azul normal en un Aspecto”; otros, simplemente, lo consideraban una mera coincidencia.

Otros querían que el mayor número posible de dragones azules estuvieran presentes en la ceremonia. “Tendremos un Aspecto, de un modo u otro”, había afirmado uno de los más pragmáticos eruditos de la magia. “Así, si la conjunción de las dos lunas no produce ninguna transformación física, podremos decidir, al menos, todos juntos como vuelo, quién creemos que podrá ser nuestro líder.”

“Además, no debemos olvidar que Malygos murió dejando descendencia”, había señalado Arygos. “Yo soy hijo de Malygos y su principal heredero. Quizá la capacidad de convertirse en un Aspecto sea algo hereditario. Esta debería ser una cuestión muy importante que habría que tener en cuenta.”

“No hay nada que indique que eso sea verdad”, había replicado Kalecgos. “No todos los Aspectos eran familia cuando fueron creados”. No le gustaba la actitud de Arygos y sabía que el hijo de Malygos se sentía amenazado por alguien al que consideraba un “advenedizo”. Si había una fractura entre los vuelos de dragón, también la había en el seno del vuelo azul. La sombra de Malygos todavía planeaba sobre él.

Había algunos, como Arygos, que preferirían seguir los pasos que había seguido en su día su difunto Aspecto y alejarse del mundo tanto como fuera posible y había otros que pensaban como Kalec: que formar parte activa del mundo, relacionarse con otras razas y vuelos, servía para que el vuelo de dragón azul fuera más fuerte y sabio.

Thrall: El Crepusculo de los Aspectos – Capitulo 8 / Traducido por Traduciendo a Blizzard.

Gracias a este tema surgen algunas preguntas interesantes al respecto que son inevitable cuestionar. Sabemos que Ysera está muerta y que alguien está a cargo del Vuelo Verde en ausencia del Aspecto. ¿Tendrán que esperar el Vuelo Verde 430 años para poder elegir a su Aspecto como líder de su grupo?

Crónicas señala de forma ordenada los acontecimientos como año 0 la Apertura del Portal Oscuro en Azeroth, lamentablemente los eventos y el tiempo antes de la Apertura del Portal Oscuro (APO) hay grandes huecos temporales provocando la dificultad de señalar que sucesos pasaron durante el fenómeno de El Abrazo. ¿Que otros acontecimientos pudiéramos señalar con ayuda de crónicas? Tomé la tarea de revisar la linea de tiempo y resultó lo siguiente.

Al parecer el fenómeno se ha manifestado en situaciones de las creaciones titánicas con los gnomos y enanos en Ulduman, y algo curioso es que el evento también se aproxima con la creación del Primer Guardián del Consejo de Tirisfal. Aunque la verdad todo esos eventos fuera una coincidencia, el que mas llama la atención es que quizás el Consejo de Tirisfal haya creado el Primer Guardián en esta situación aunque en el Cómic no lo mencionen. Y ahora, pensando en futuro…(especulación) ¿Podría suceder El fin de los dias dentro del próximo Abrazo Lunar?

¿Que eventos sucederán dentro de 425 años en el próximo Abrazo Lunar? ¿Crees que Blizzard tomará este elemento en el futuro? Déjanos tu comentario!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s