Escenario de Inicio de la Horda

Al finalizar la Guerra de las Espinas, ante el desastroso evento de la Quema de Teldrassil, Anduin Wrynn y los Líderes de la Alianza deciden contraatacar y reclamar Lordaeron o mejor conocido como Entrañas de la Reina Alma en pena Sylvanas Brisaveloz de una vez por todas. Teniendo como resultado que la Reina Alma en pena terminara inundando las Ruinas de Lordaeron con el añublo, dejandolo inhabilitado tanto para la Horda como a la Alianza.

Posteriormente, Sylvanas envía al jugador a una misión secreta de ALTO riesgo, junto con la Primera Arcanista Thalyssra y el Cazador de las Sombras Rohkan.  Son guiados por Nathanos y transportados por Lasan Cuerno del Cielo con sus águilas gigantes, si la misión tiene pinta de fracasar, tenemos que suicidarnos al tomar el frasco de añublo proporcionado por Nathanos.

Al inicio todos pensamos que debemos salvar a Varok Colmillosauro, quien había sido llevado preso en las Masmorras de Ventormenta y gran cantidad de soldados de la Septima Legion estaban presentes. Los héroes se infiltran en la Cloacas para llegar a hasta la prisión de la ciudad, nos enteramos que no venimos a rescatar a Colmillosauro. Aunque tenemos una charla y le decimos que escape con nosotros, el se niega a reunirse y volver con la Horda bajo el mando de Sylvanas y prefiere quedarse en su celda. Dejando en claro que no regresará hasta que haya honor de nuevo prácticamente.

La verdadera misión es que debemos liberar a la Princesa Talanji de la Prisión de Ventormenta. Talanji dejó Zandalar para negociar con la Horda porque el Consejo de Zanchuli no estaba cumpliendo con su deber de proteger el reino, aunque ella le dijo a su padre que simplemente iba a explorar. Ella y Zul el Profeta, terminaron siendo capturados por la Alianza. Ese sería el verdadero motivo de la Horda en enviar un equipo de ataque y rescate.

Cuando la Princesa es rescatada, también liberamos al Profeta Zul, quien instigó la agresión de los Zandalari durante la expansión de Cataclismo y Pandaria. Ante dicho evento, la alarma de fuga se presenta, donde las primeras victimas de la horda son los Guardias de la Prisión.

La Alianza en alerta de la huida de la Horda y sus prisioneros, empiezan a perseguir a toda la Ciudad de Ventormenta uniendose la Guardia Real, Genn Graymane y la misma Jaina. Al final de la persecución en el muelle, Jaina los tiene acorralados, pero Zul había incendiado la ciudad de Ventormenta mientras huían, utilizando una antorcha arrojada en el centro de la ciudad, provocando el dilema en la Archimaga de salvar la ciudad del incendio o capturar a los cautivos. Logrando que Jaina regrese a la ciudad desde el puerto.

De esa forma, la Horda consigue escapar del Puerto de Ventormenta. En el camino de regreso a Zandalar, donde la flota de la Alianza casi alcanza a la Horda. Sin embargo, Talanji es capaz de invocar el espíritu y poder de Rezan, el loa de los reyes, que pisa a una parte de la nave para luego llevar a la nave de la Horda a la seguridad en territorio y aguas de jurisdicción Zandalari.

Una vez que el barco de Talanji llega a Zandalar, somos recibidos por el General Jakra’zet de forma hostil, los trolls no son acogedores para los intrusos de la Horda, reprochando las acciones de Talanji de forma inmediata, para ello, la Princesa de defiende y ademas solicita una audiencia con su padre, el Rey.

Durante la audiencia con el Rey Rastakhan nos da la oportunidad de demostrarnos a nosotros mismos por haber salvado a Zul y Talanji. Si la Horda quiere ganarse la oportunidad de aliarse con los Zandalari y hacer uso de su Flora Dorada, debemos ganarnos su confianza. Por lo que conocemos los problemas que afrenta el pueblo zandalari y ayudar de la mejor manera, solucionando los siguientes problemas:

A Talanji le preocupa que el consejo del rey sea corrupto y que el reino enfrente amenazas de múltiples lugares:

1. La princesa Talanji planea liderar una expedición a los pantanos de Nazmir para acabar con los Trolls de sangre que amenazan destruir todo Zuldazar.

2. Para obtener la flota de los zandalari, el adalid deberá obtener el apoyo y la confianza absoluta del Rey Rastakhan y enfrentarnos al complot político interno por el poder en Zuldazar.

3. El comportamiento sospechoso del General Jakra’zet en los desiertos de Vol’dun y descubrir los planes que pueden amenazar la seguridad de los zandalari y la misma horda.

De esta forma culmina el escenario de introducción de la expansión en la Horda. El héroe debe eligir una zona y ayudar en su causa del Imperio Zandalari. Permitiendo al jugador desde un principio experimentar y conocer de primera mano la experiencia de recorrer las calles de y escaleras de Dazar’Alor, así como la cultura de los troll que ha sido conservada durante milenios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s